· Agentes de Fiscalización incautaron cerca de 100 botellas de alcohol líquido y alcohol en gel sin las debidas garantías. Negocios fueron sancionados con una multa de S/ 8,600 y clausurados por 30 días.

La Municipalidad de Lima llevó a cabo un operativo en las principales galerías y negocios ubicados en la Av. Emancipación, en el que se incautaron cerca de 100 frascos de alcohol sin registro sanitario, los cuales eran comercializados al público en pleno estado de emergencia por el COVID-19.

Agentes de Fiscalización, Sanidad y Defensa Civil de la comuna limeña intervinieron cinco cuadras de esta zona y encontraron que dos locales vendían alcohol líquido de 96° y alcohol en gel, envasados en botellas de litro y galoneras de dos litros, respectivamente.

Los establecimientos comerciales Industrias Medical y Ferretería Sarasara, ubicados en la Av. Emancipación 615 y 653, ofrecían productos que no contaban con el registro sanitario en las etiquetas, lo que constituye un peligro para la salud de las personas que diariamente acuden a estos lugares, a fin de comprar medicamentos y productos de primera necesidad.

La mercadería, que se encontraba escondida en la parte posterior de ambos negocios, fue retenida por los agentes municipales; también se dispuso la clausura de ambos establecimientos por 30 días. Además, se inició el proceso sancionador correspondiente y se aplicó una multa de S/8,600, equivalentes a dos unidades impositivas tributarias.

Durante las acciones de fiscalización también fueron clausurados dos locales dedicados a la venta de productos ortopédicos.

El negocio ubicado en la Av. Emancipación 535 no contaba con licencia de funcionamiento y certificado de Defensa Civil. Además, la administradora se negó a que la inspección municipal se llevara a cabo.

Por su parte, personal de Defensa Civil constató que el local de la Av. Emancipación 372 no cumplía con las debidas condiciones de seguridad, pues la mercadería obstaculizaba los pasadizos de evacuación.

En total, 18 comercios ubicados en esta avenida del Centro de Lima fueron inspeccionados por personal de la comuna, que lleva a cabo estos operativos con el propósito de proteger la salud pública y verificar el cumplimiento de las medidas de seguridad, en el marco del estado de emergencia decretado por el Ejecutivo ante el avance del COVID-19.