Su pleno respaldo a la lucha contra la corrupción "en todos sus niveles", reafirmó esta tarde el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, al ratificar que no ha recibido aportes de la empresa Odebrecht durante las campañas electorales del 2011 y 2016.

"Como jefe de Estado respaldo incondicionalmente la lucha contra la corrupción en todos sus niveles: desde el Poder Judicial, la Fiscalía, el Legislativo y, naturalmente, el Poder Ejecutivo", expresó el mandatario a través de un Mensaje a la Nación.


Kuczynski dijo que su compromiso con los peruanos fue entregarles, al final de su mandato en 2021, "un país mejor, con la economía recuperada y en franco desarrollo".

"Estamos en muy buen camino, pero para lograrlo definitivamente es fundamental luchar todos contra la corrupción. En esta lucha tienen mi compromiso", aseveró.

El mandatario recordó que "el día de ayer circuló en medios un trascendido de declaración en Brasil del ex jefe de una importante empresa de construcción acusado de corrupción".

Señaló que en ese testimonio, dicho ejecutivo "se queja de que, a pesar de su colaboración con la justicia peruana, esta solo se ocupa de su empresa y no de otras". Al respecto, Kuczynski dijo que "esta supuesta afirmación es falsa".

Rechazó el haber sido contratado como consultor

Asimismo, el jefe de Estado rechazó la supuesta versión según la cual él habría sido contratado como consultor financiero, después de haber sido ministro de Economía y Finanzas.

"En el trascendido se dice que yo habría sido una "piedra en el zapato" como ministro de Economía contra los proyectos que promovía la empresa. Por ello se afirma que después de haber sido ministro se me contrató como consultor financiero de dicha empresa. Esta supuesta afirmación también es falsa", afirmó.

Pedro Pablo Kuczynski reiteró que no ha recibido aporte de dicha empresa en ninguna de sus dos campañas electorales, "ni en el 2010/2011 con la Alianza por el Gran Cambio, ni en el 2015/2016, como consta en la documentación que poseen las autoridades electorales del Perú".

"Es mi deber como presidente de la República respetar y respaldar a nuestras autoridades fiscales, judiciales y a su legitimidad. He acudido y acudiré a sus requerimientos cuantas veces sea necesario, así como atenderé las solicitudes de información que me requiera el Congreso de la República, dentro de los alcances de nuestra Constitución", concluyó el jefe de Estado.